El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha acabado la obra que permitirá recortar en media hora el tiempo que el Euromed tarda en desplazarse actualmente desde Barcelona a Castellón, o viceversa. Se trata de la variante de Vandellós, que significará en breve eliminar el actual cuello de botella que constituyen los 30 kilómetros de vía única que existen actualmente entre esta ciudad y Tarragona.

Esta misma semana, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en respuesta en el pleno del Congreso al diputado de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea Josep Vendrell, señaló que las empresas adjudicatarias acaban «de finalizar hace unos poquitos días la gran obra del corredor mediterráneo de Tarragona a Vandellós, que va a conseguir reducir el transporte público en trenes Euromed por media hora».

De esta manera, Fomento ha cumplido con sus anuncios, en los que apuntó a finales de este año para la conclusión de estas obras, que estuvieron paralizadas durante varios años.

pruebas más breves // De esta manera, tras la conclusión de las obras, han «empezado el periodo de circulación en pruebas» en este trazado, informó De la Serna al diputado catalán. Estas deberían ser bastante más breves que las que se están realizando desde el pasado marzo en el tramo entre València y Castellón. No en vano, en la variante de Vandellós se ha implantado doble vía en ancho ibérico exclusivo (en el futuro se deberá implantar el tercer carril) y las pruebas no revisten la complicación del tramo castellonense, con el ancho mixto.

Además, el ministro señaló que están avanzando «en los trámites para iniciar las obras» en el tramo Castellbisbal-Vila-seca –uno de los grandes obstáculos para la conclusión del corredor mediterráneo entre València y Barcelona– por valor de «367 millones de euros», afirmó el popular.

También el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, apuntó en la comisión de Fomento del Congreso, en una interlocución de la diputada de Esquerra Republicana Laura Castel, que ya han comenzado las pruebas entre Vandellós y Tarragona. En cuanto al tramo contiguo, el que va de Vandellós a Castellón, confirmó que «se ejecutará el cambio de ancho sobre la plataforma existente», para lo cual se están redactando los proyectos, cuyas obras está previsto que culminen «en el 2020», como ya anunció Mediterráneo.

En cuanto a la llegada del AVE desde València, Gómez-Pomar solo fue capaz de apuntar que «se encuentra en fase de pruebas el tercer carril en una de las vías y ya trabajamos en la implantación en la otra vía» y que «se ha proyectado un nuevo trazado de ancho internacional» cuyo contrato «se licitó en septiembre».

FUENTE: ELPERIÓDICOMEDITERRÁNEO.COM