A diferencia de lo que acontece en la mayoría de territorios españoles, donde el tren permite mejorar los tiempos estimados por carretera, todos los municipios extremeños se ven perjudicados en este sentido, según un informe de la plataforma empresarial “Extremadura en Red”, con datos de enero de este año.

Según el estudio, y a modo de ejemplo, la conexión ferroviaria de Zafra con Madrid empeora en un 140 por ciento el tiempo estimado que se tarda por carretera, porcentaje similar que ofrece Don Benito (136%), Badajoz y Mérida (127%), Cáceres (112%), y Plasencia y Navalmoral (104%).

El informe muestra, a su vez, la “muy deficiente” conexión ferroviaria de Madrid con Lisboa, pues las dos metrópolis, a 628 kilómetros de distancia, solo disponen de un tren nocturno que tarda 10 horas y 37 minutos.

Con estos datos, el único tren convencional que une la capital española con la portuguesa (frente a los 40 diarios entre Madrid y Barcelona) empeora en un 165% el tiempo en carretera.

La plataforma recoge en el estudio que la comunidad autónoma es el territorio peor conectado de España por ferrocarril, lo que aumenta las diferencias con el resto de regiones.

En el informe se expresa que el material rodante en la comunidad es más propio de cercanías que de servicios nacionales, las infraestructuras están en mal estado, y no existen conexiones ferroviarias en servicio con Portugal.

Esta situación “soportada durante largo tiempo” ha ocasionado que Extremadura sea la región peor comunicada por ferrocarril de España, especialmente si se le considera como un sistema que mejora a la carretera, tanto en fiabilidad, tiempos, seguridad, medioambiental, capacidad, costes y confort, se explica.

La plataforma también recoge que desde Lisboa a Elvas (Portugal) solo existe un tren diario, que hace enlace en Entroncamento, distancia por carretera en dos horas y 22 minutos, mientras que en tren es de cuatro horas y 12 minutos (un 178%).

“Ante estos hechos tan relevantes, deben priorizarse las inversiones en infraestructuras y mejoras del servicio ferroviario del Corredor Sudoeste Ibérico, tanto por lo que su estado actual supone para la población residente en Extremadura, claramente tratada por España de manera injusta y discriminatoria, como por lo que supone este corredor para el desarrollo de las relaciones de los dos estados, y especialmente de sus capitales”, se incide.

FUENTE: FINANZAS.COM